SARABUIRA Salud y Belleza Lleida Lleida

Totes les brillants idees acostumen a tenir orígens simples i senzills...

Todas las brillantes ideas suelen tener orígenes simples y sencillos...

Hoy os explicaremos cómo nace un producto que, para nosotras, ha supuesto una gran apuesta con el objetivo de mejorar nuestros servicios en el mundo de la estética.

Pero mejor empezar por nuestros inicios. Me llamo Sara Buira y nací en Alcampell, en la Franja de Ponent. Mi destino laboral debía tener relación con el mundo de la hostelería. Mis padres pusieron en marcha un bar pero yo pronto vi que no era lo que más me gustaba y por eso empecé a estudiar lo que de verdad me motivaba: estética.

Así me matriculé en una de las mejores academias que funcionaba en Lleida y poco después ya empecé a trabajar en una reconocida cadena de perfumerías. Desde aquí me fui a un reconocido hotel de Andorra, famoso por sus aguas termales, y a la temporada siguiente regresé al Segrià para incorporarme a otra perfumería, antes de comenzar una de mis etapas laborales más largas en un grupo de peluquerías con presencia en toda Catalunya.

Después de este rodaje y con mucha experiencia acumulada, pensé que era el momento de dar un paso al frente. Sin falsa modestia puedo decir que fui una precursora de las mujeres emprendedoras. Así, con una hija de poco más de un año, decidí abrir mi propio centro de belleza en diciembre de 1994. El siguiente reto era buscar el nombre del establecimiento. Pensé en diferentes denominaciones, pero finalmente opté por ir al grano: Estètica Sara Buira. ¿Por qué? Porque definía perfectamente qué ofrecía y quién lo ofrecía. Además, el apellido Buira no es muy común y tiene tanta personalidad como yo.

La verdad es que, ya desde el principio, alcanzó un gran éxito y se convirtió en un centro de referencia en cuanto a los tratamientos estéticos y de belleza en Lleida. Además de la confianza que depositaron en mi personal y en mí las clientas (mayoritariamente mujeres aunque también tenemos numerosos clientes), ayudó mucho el hecho de que participáramos en eventos sociales de todo tipo, desde pasarelas de moda hasta en ceremonias variadas.

Con el paso de los años, el local de Camp de Mart se nos quedó pequeño y por eso me embarqué en la apertura de uno nuevo, apenas a unos metros, pero más espacioso y mejor equipado para poder atender mejor la demanda. También amplié el catálogo de servicios que ofrecía y, por tanto, también fue necesario ampliar el equipo humano.

Alcanzada esta nueva meta, y como mujer inquieta que soy, ya me pues el reto de lograr nuevos objetivos y el principal de ellos era la creación de un producto exclusivo de Sara Buira. Sabía perfectamente lo que quería. Y lo que quería era un "flash", una especie de milagro que perfecciona el resultado del maquillaje y la duración de sus efectos. He utilizado muchos durante mi etapa profesional, algunos muy buenos, pero las casas de cosméticos los cambian frecuentemente, así que tenía clarísimo cómo debía ser y qué virtudes debía tener. Era necesario que su duración fuera más prolongada. Se trataba de mantener perfecto el maquillaje pero, una vez eliminado, debía dejar la piel en condiciones ideales y mantener sus efectos hasta el día siguiente de su uso. Y para conseguirlo ya sabía cuál debía ser su principio activo: las frambuesas.

La idea ya la tenía totalmente perfilada y ahora era necesario llevarla a la práctica. Me puse en contacto con químicos, con diferentes laboratorios y finalmente en Logroño, gracias a la asesoría de un comercial, encontré quién sería capaz de hacer real mi iniciativa.

Y después de muchas pruebas, el año 2017 nacía MAGIC FLASH DE SARA BUIRA. El nombre lo elegí porque responde perfectamente a lo que buscaba: es un frasco monodosis mágica y es un flash porque aporta mucha luz a la piel de la cara.

Y si antes explicaba que el primer centro de estética lo abrí cuando mi hija tenía menos de dos años, quise hacer la presentación del MAGIC FLASH DE SARA BUIRA precisamente cuando ella, María, cumplía 25 años. Y la razón era fácil de entender: si mi hija me había salido tan bien, este producto tenía que seguir la misma línea positiva.

No me equivoqué y desde su salida, MAGIC FLASH fue todo un éxito, tanto que en sólo un año terminamos toda la producción.

Pero ahora toca perfeccionarlo, especialmente en cuanto a su presentación. Así, tras el estreno en monodosis, ahora lo presentamos en formato spray, que permite una aplicación mucho más cómoda. También hemos incorporado a la gama una botella de mayor contenido, dirigida especialmente a los y las profesionales de la estética, aunque también será útil para las clientas, ya que lo podrán llevar en el bolso para ponerse el Flash cuando lo consideren conveniente.

Aunque ya lo he apuntado antes, las principales ventajas del FLASH MAGIC DE SARA Buira son la duración de sus efectos y que mantiene hidratada la piel hasta 24 horas. Además, gracias a su principio activo de frambuesa, incorpora  vitamina C natural. Y por último, no tiene ningún tipo de contraindicación, a excepción del rarísimo caso de que alguien sea alérgico a frambuesa.s.

Comprar magic Flash